martes, 19 de octubre de 2010

Las peores escenas del cine

Es un clásico de internet, pero me lo han enviado hoy y me he estado riendo un buen rato...





Que lo disfruten.

jueves, 14 de octubre de 2010

Sobre los abucheos del 12 de octubre

El pasado martes 12 de octubre celebramos el Día de la Hispanidad, con el tradicional desfile de las Fuerzas Armadas. Este año el palco de autoridades estaba situado en la Plaza de Lima, y las vallas tras las que debían aguardar los espectadores estaban situadas bastante lejos de él. Ello no impidió que hubiese abucheos generalizados (contra Rodríguez y su Gobierno), y que éstos se convirtieran en protagonistas del desfile. A diferencia de otros años, no se instalaron pantallas gigantes para que el público pudiera seguir con más facilidad el acontecimiento. La consecuencia fue que los abucheos continuaron incluso durante el homenaje a los soldados caídos, lo que ocasionó incluso la protesta de la Corona.


Me parece lamentable que se abuchee al Presidente del Gobierno durante la celebración más importante del año. Detesto a Rodríguez y pienso que es el peor presidente que hemos tenido, y que por su culpa y por su falta de escrúpulos estamos enfangados en esta crisis económica, institucional y social. Considero reprobable que no se deje ver en actos públicos (a pie de calle, vamos), por miedo a los abucheos, pero no creo que se deba estropear una celebración como la del día 12 con abucheos, pitidos y protestas.


Más patético aún me ha parecido la respuesta del Gobierno diciendo que han sido grupos de extrema derecha, como si el españolito medio no estuviese hasta los pelendengues de la panda que nos lleva de cabeza al precipicio. Y es especialmente ruin Carmen Chacón, quien después de la pitada ha propuesto la aprobación de un protocolo para evitar abucheos en el futuro. Esta es la que decía, no mucho ha, aquello de  "Todos somos Rubianes" (en apoyo del actor que literalmente se cagó en la puta España y en la madre que la trajo); me pregunto si ahora Leire Pajín saldrá a desautorizar a la Ministra de Defensa para recordarle que "no se debe legislar en caliente", como dijo cuando la opinión pública pidió cambiar la Ley del Menor tras casos como el de Sandra Palo. Me pregunto qué habrían dicho y hecho (porque no andan con remilgos como el PP) si hubiesen estado en el Gobierno los días 12, 13 y 14 de marzo de 2004 y las sedes del PSOE hubiesen sido asaltadas como lo fueron las del PP... (por cierto, ¿dijo algo el Rey sobre los asaltos a las sedes del PP el 14 de marzo de 2004? ¿Y sobre los ataques que sufrieron las sedes durante 2003 y 2004? Pues va a ser que no...)


Hoy escribían a propósito de los abucheos Hermann Tertsch e Ignacio Ruiz Quintano en ABC:
Respeto piden, quienes traen escondidos y con nocturnidad a soldados españoles muertos en una guerra que dicen no existe. Respeto piden quienes llevan años ciscándose en las creencias religiosas de más de media España. Los socios y cómplices de quienes queman la bandera y aterrorizan a quienes la llevan. Quienes ayudan a perseguir a la lengua española, pisotean las tradiciones e incitan a la violencia contra los discrepantes. Quienes llamaron a asedios a las sedes de otro partido. Piden respeto, quienes difamaron a las víctimas del terrorismo, quienes pactaron con ETA para no ver atentados ni robos de pistolas donde los había y nos mintieron y siguieron negociando con los terroristas con muertos y sin ellos. Esos, nos piden ahora respeto.
Ignacio es más crítico con el españolito medio:
Hay que ver cómo se ha puesto el centrismo zen por unos pitos a Zapatero en la Fiesta Nacional, que, por votación de los toreros, ya no son los toros, sino los legionarios. Si el centrismo zen frecuentara los toros, sabría que esos pitos a Zapatero no van a ninguna parte. ¿O qué cree el centrismo zen que son los españoles? «El pueblo español está acostumbrado a ver los toros desde la barrera, a camorrear en los tendidos, y de aquí no pasa...», escribe Ramón Pérez de Ayala en su pequeño ensayo sobre Don Tancredo, verdadero patrón laico de España, el país de los parados. O de los «oferentes de empleo», como quieren los socialistas que se diga, cuando en España, antes de los socialistas, oferentes, lo que se dice oferentes, no había sino las vulvas de los poemas del poeta verdadero. ¿Se nos va a venir abajo Zapatero por unos pitos? ¿Qué clase de nenazas nos estarían gobernando?
Merece la pena leer las columnas enteras.

lunes, 11 de octubre de 2010

sábado, 9 de octubre de 2010

En apoyo a Germánico

Hace ya unos cuantos años un buen amigo decidió, junto a sus padres, lanzar un proyecto editorial de limitada envergadura y sin embargo apasionante, que iba a tener más calado del esperado. Vivían (y continúan haciéndolo) en un pueblo de la Comunidad de Madrid, de alrededor de 50 mil habitantes, y estaban más que hartos de los desmanes de los políticos de turno así que, tras un estudio de viabilidad, decidieron lanzar una revista local. De ese modo podrían denunciar negro sobre blanco los diversos chanchullos, incocherencias, mentiras, etc. que se venían produciendo.


El diseño era bastante sencillo. Abría la revista un editorial del que se encargaba mi amigo, G. En las siguientes páginas se hablaba de noticias del pueblo y de los de alrededor, donde también se distribuía la revista. Pero la sección estrella sin duda era El Ranking. En él asignaban una nota, que iba desde la matrícula de honor al cero zapatero, a personas físicas o jurídicas en función de lo que hubiese sucedido en el último mes. Los políticos de turno buscaban esta sección en cuanto la revista caía en sus manos.


A unos cuantos amigos y conocidos se nos pidió que escribiéramos un artículo en cada número. A mí me encargó escribir sobre economía. Eran artículos muy sencillos donde trataba de explicar con términos sencillos qué era eso de la economía, cómo funcionaba, qué estudiaba y la importancia que tenía. Como mi trabajo me absorbía bastante me retrasaba con las entregas (y eso que se producían una vez al mes, como mucho).


Un amigo de sus padres se ocupó de hablar de política. Local. Con un estilo bastante ácido, seco y sarcástico ponía a los politicastros en su sitio. Su carta de presentación fue un artículo en el que expuso la opinión que tenían del alcalde tanto la gente de la calle como los concejales de su propio partido. Cayo como una bomba. Al regidor se le había subido el cargo a la cabeza, hasta el punto de que sus propios concejales le tenían miedo, más que respeto. No, carecía de una guardia pretoriana compuesta por policías municipales a su servicio, pero llegó a un grado de engreimiento y altivez tal que podía decirse que en el ayuntamiento estaban él y los demás.


Al día siguiente de la distribución de aquel número de la revista, en el ayuntamiento se repasaron las listas del censo en busca del autor de aquel artículo. ¿Con qué intención? Lo ignoro, pero dudo de que fuese buena. La búsqueda se prolongó durante unas semanas más, hasta que cejaron en el empeño. 


He recordado este capítulo de la revista (cuyo tortuoso viaje llegó a si fin hace unos años) al leer el artículo que ha publicado hoy Germánico en Desde el Exilio. En él describe su trayectoria profesional en los últimos tiempos, que podría calificarse de bajada a los infiernos laborales, desde que escribe artículos en Libertad Digital con nombre y apellidos: Javier Moreno. Narra cómo le han apartado de su puesto para el que estaba perfectamente cualificado, asignándole labores que requerían una menor preparación de la que él tenía, mientras su anterior departamento quedaban compañeros menos preparados. Creo que hoy día eso se llama mobbing. Como dicen en uno de los comentarios lo que le están haciendo es, más que acosar, putear. Si el mercado de trabajo estuviera un poco mejor podría buscarse otro trabajo. Pero con la que está cayendo no se puede así como así.


Es una pena que la política y el sectarismo hayan impregnado incluso el mundo laboral donde a priori deben primar la cualificación y disposición hacia el trabajo. Desde mi punto de vista a ello ha contribuido de forma decisiva el Gobierno de Rodríguez, por el discurso radical y sectario que emana desde Moncloa.


Le envío desde aquí un caluroso abrazo, y espero que o bien sus jefes entren en razón o encuentre una oportunidad en otra empresa.

martes, 5 de octubre de 2010

Y ahora el que subirá será el gas

Al perro flaco...
No sé si estará motivada por la debilidad del actual Gobierno de España (TM), pero la exigencia de Sonatrach, la empresa argelina que nos suministra buena parte del gas que consumimos en España (más del 30%) de que paguemos más por su gas puede acarrear consecuencias devastadoras sobre nuestra economía y nuestra competitividad.

El problema de los precios se divide en dos: uno, por los suministros realizados por Sonatrach entre 2007 y 2009, y otro, por los suministros que realice a partir de ahora este grupo energético, un monopolio gasístico controlado por el Estado argelino del que depende un tercio del gas que se consume en España.
El primer problema podría desembocar en subidas medias del 15% para los usuarios de gas, y el segundo podría traducirse en una presión en los precios que pagarán los usuarios de gas en España en el futuro y que podría sumar otro 30% de incremento.
[...]

El conflicto se remonta a hace dos años, cuando, ante la vertiginosa subida de los hidrocarburos en todo el mundo, Sonatrach empezó a reclamar la revisión de los contratos de suministro a Gas Natural. El enfrentamiento terminó en la Corte de Arbitraje de París, que el pasado mes de agosto emitió un veredicto a favor de Sonatrach, reconociéndole el derecho a subir precios.

El mercado gasístico español recoge ahora los frutos de lo que para muchos fue una nefasta política energética hace cuatro años.
En 2006, el Gobierno argelino, presidido por Abdelaziz Buteflika, mantuvo reuniones con el entonces ministro de Industria español, Joan Clos, para que autorizara a Sonatrach comercializar directamente gas en España.
Contra los dictámenes de la Comisión de Energía española y la tesis de reciprocidad comercial que reclamaba Europa, se dio licencia ilimitada a Sonatrach.
El monopolio estatal argelino se convertía así en juez y parte del mercado español, suministrando gas a grupos como Gas Natural y compitiendo con las compañías españolas de forma directa en su propio territorio.
Sonatrach no sólo podrá tensar precios del suministro a Gas Natural. Por extensión, lo puede hacer con Iberdrola y Endesa.
A Sonatrach, también se le permitió tener el 36% de Medgaz, el nuevo gasoducto que une Argelia con España, desde el que podrá exprimir al máximo su doble faceta de suministrador y comercializador.

Con todo, esto no sería tan grave si no estuviésemos pagando ya una de las energías más caras de Europa merced a una política energética desastrosa. Me refiero al impulso desmedido y alocado que han tenido las energías alternativas en España, que ha sido parejo a la marginación de otras más económicas como el carbón o la energía nuclear. Pero eso lo pueden entender mucho mejor si se pasan por Desde el Exilio, que estrena temporada lleno de fuerza.

Tertsch sobre la victiria de Tomás Gómez

En ABC:
Lo cierto es que se ha creado una inmensa paradoja. Porque viene a humillar al Zapatero padre un Zapatero hijo, tan radical en sus fines como en sus métodos —de los que mucho se hablará en estos próximos meses—, pero mucho más valiente que el tramposo leonés. Tomás Gómez ha demostrado que tiene cuajo de líder. Y desde luego un coraje que debería avergonzar a todos los socialistas destacados que podrían haberse enfrentado a Zapatero para impedir algunas de sus tropelías contra la sociedad española. Nos habría ido mejor a todos si en esa ejecutiva sumisa hubiera habido unas cuantas voces dignas que le hubieran dicho a Zapatero que su política era un suicidio a plazos pero no sólo para el partido sino para este país que no quiere suicidarse.
Leedlo entero.

Así juega Evo Morales



Sucio, por si alguien tenía alguna duda.

lunes, 4 de octubre de 2010

Se cumplen 20 años de la reunificación alemana

Por ello en el diario ABC entrevistan a Horst Teltschik, el que fuera "uno de los más estrechos colaboradores del canciller de la reunificación, al lado de Helmut Kohl durante cuatro décadas, [ocupando los cargos de] Jefe de la cancillería y asesor de política exterior".
Es un artículo muy interesante, donde narra cómo las cesiones de la Unión Soviética fueron decisivas para que la reunificación tuviera éxito. Y es que la política de expansión del gasto militar que había llevado a cabo Ronald Reagan en los años previos había dado sus frutos:
La URSS reconocía que no podía seguir ese ritmo [de gasto militar] y arrojaba la toalla como potencia global. «Pero esta derrota no era sólo científica sino financiera y económica», no estaban a la altura, la URSS estaba ya a punto de «griparse» por el esfuerzo, «nada funcionaba». Y «la bancarrota moral del socialismo» acababa de producirse con la millonaria acogida al Papa en Polonia, un número de gente que «el régimen era incapaz no sólo de movilizar sino de controlar». No eran menos los problemas económicos del mercado del Este (CAME), «la deuda que tenían con la RFA, no sólo la RDA... la propia Polonia estaba en quiebra», como le sucedería en 1990 a la URSS. «El embajador soviético le había hecho prometer a Kohl que, llegado el momento, también ayudaría a Moscú». Y mediado 1990, con el proceso de reunificación en curso, llamó a la puerta a recordar la promesa. «Cuando le pregunté que de qué se trataba, su respuesta fue dramática: "no tenemos ni carne”». 
Cuando viajas por Iberoamérica te suelen contar los desmanes cometidos por los estadounidenses, principalmente a través de la Agencia de Inteligencia, la CIA, en los años 70 y 80. La gran guerra de la segunda mitad del siglo XX, la más recordada en la memoria colectiva es la guerra de Vietnam. Aquí se ve como un fracaso de EE.UU. En Asia y buena parte del mundo se ve como una victoria de la URSS. La propaganda ejercida por los partidos de izquierdas en los países occidentales, en general pagada con dinero soviético, ha calado hondo. Y con ella el antiamericanismo. Se ve a los EE.UU. como el gran milagro del capitalismo, pero en demasiadas ocasiones se lo describe como el origen de todo mal. No voy a decir que buena parte de la fama no se la hayan ganado a pulso, pero me resulta sorprendente, o más bien irritante que el papelón que la URSS desempeñó en buena parte del siglo XX pase desapercibido, y sólo quede la mala imagen del tío Sam y sus muchachos.
Lean el artículo completo. Merece la pena.

Sobre las elecciones primarias del PSOE

Me ha gustado mucho el análisis de Egócrata, al que llego vía Barcepundit.

domingo, 3 de octubre de 2010

Gómez vence a Trinidad Jiménez en las primarias del PSOE para la Comunidad de Madrid

El antiguo alcalde de Parla margen ha conseguido el 51% de los votos frente al 48% de Trinidad Jiménez, con el 100% de los votos ya escrutado.

Unos 18.000 militantes del PSM estaban llamados hoy a votar para decidir quién será el candidato del partido en los comicios autonómicos de mayo de 2011, en los que Gómez, definitivamente, será el rival en las urnas de la actual presidenta regional, Esperanza Aguirre.
El ex alcalde de Parla ha logrado 7.613 votos, 558 más que Trini, que ha obtenido el apoyo de 7.055 militantes socialistas, según los datos oficiales facilitados por la Ejecutiva Federal del PSOE, que ha cifrado la participación en un 81% del electorado.
La sensación que me queda es bastante áspera, ya que no recuerdo haber escuchado una sola propuesta de gobierno por parte de ninguno de los dos. Supongo que era más importante ver si se le conseguía doblar la muñeca a Rodríguez o no. Misión cumplida. Esta falta de debate la refleja muy bien Mingote en su viñeta de hoy:


Ahora, a ver si el hombre de las patillas recortadas consigue articular un discurso constructivo para derrotar a Esperanza Aguirre o se va a basar en la descalificación, el miedo y la demagogia, con la inestimable ayuda de algún que otro sabotaje en el Metro, como en las pasadas elecciones autonómicas...

Maoísmos: Jon Juaristi sobre la huelga general

La incapacidad de los dirigentes sindicales para cambiar el modelo se ha manifestado en la fastuosa confusión del discurso movilizador a lo largo de los tres últimos meses. Nunca quedó claro si se pretendía obligar al gobierno a cambiar su política, castigar a la patronal o machacar a la oposición. Con la excepción de Madrid, por supuesto, donde la huelga se planteó desde el principio y de modo exclusivo como un ariete contra Esperanza Aguirre. De hecho, los piquetes intentaron con particular entusiasmo paralizar el sector público de dicha Comunidad Autónoma -lo consiguieron al cien por cien en Telemadrid, la única televisión que se vio obligada a interrumpir sus emisiones-, y de ahí el contraste entre la indiferencia del Presidente Rodríguez ante lo que pasaba en la calle, a escasos metros del Congreso, y la indignación de la presidenta madrileña, hacia cuya sede de gobierno confluyeron desde la mañana los combativos sindicalistas de toda la capital. En tales condiciones, la huelga sólo podía ser política y ridículamente maoísta: una revolución cultural de sainete, contra el poder y a favor del poder simultáneamente, con los guardias rojos saqueando tiendas en Barcelona y el Gran Timonel mareando la perdiz en la Carrera de San Jerónimo, como si la cosa no fuera con él. Que no iba.

Leedlo entero.

El WSJ analiza la situación española

Y no salimos muy bien parados...


(Vía Barcepundit)